Archivo para MemoriasdeunEnterrador

Ahora, puedes leerlos en cualquier dispositivo…

Posted in art, arte, cultura, FranciscoBelmonte, grito, literatura, MemoriasdeunEnterrador, muerte, Novela, yerro y sudor with tags , , , , , , , , on 11 diciembre 2012 by Aura G.

Ahora, puedes leerlos en cualquier dispositivo….

Anuncios

Memorias de un enterrador. Libro Primero. Una reseña.

Posted in Amazon.com, Amazon.es, art, arte, cultura, declaración de intenciones, FranciscoBelmonte, grito, Kindle, literatura, MemoriasdeunEnterrador, muerte, Novela, pensamientos profundos, o superficiales..., poesía, vida, yerro y sudor with tags , , , , , , , , , , , , , , , , on 28 noviembre 2012 by Aura G.

Tengo el gusto, de invitaros a leer una reseña…

Memorias de un enterrador. Libro Primero. Una reseña..

Memorias de un enterrador. Libro Primero.

Memorias de un enterrador. Libro Primero. Primeros párrafos.

Posted in art, arte, cultura, FranciscoBelmonte, grito, literatura, MemoriasdeunEnterrador, muerte, Novela, pensamientos profundos, o superficiales..., poesía, vida with tags , , , , , , , , , , , , , , on 28 noviembre 2012 by Aura G.

Aquí, puedes leer el comienzo, por si te acomoda… Gracias.

Memorias de un enterrador. Libro Primero. Primeros párrafos..

Memorias de un enterrador. Libro Primero.

Entrevista a un enterrador, Francisco Belmonte.

Posted in art, arte, cultura, declaración de intenciones, FranciscoBelmonte, grito, literatura, MemoriasdeunEnterrador, muerte, Novela, pensamientos profundos, o superficiales..., poesía, vida with tags , , , , , , , , , , on 4 noviembre 2012 by Aura G.

Entrevista a un enterrador, Francisco Belmonte..

Memorias de un Enterrador. Libro Segundo. 5.

Posted in arte, arte ceramica escultura pintura, cultura, FranciscoBelmonte, grito, literatura, MemoriasdeunEnterrador, muerte, Novela, yerro y sudor with tags , , , , , , , , , on 27 septiembre 2012 by Aura G.

Pasen y lean… Por 1 eurito. Los ciegos no pagan…

Francisco Belmonte. Escritos, novelas, poemario, desvaríos...

…El padre Lorenzo dejó de ir al cementerio con la asiduidad con la que lo frecuentaba hasta aquel nuestro encuentro.

Ni siquiera a deshoras.

Algunas tardes me quedaba exclusivamente para encontrarme con él, pero no hubo suerte. Avisé a mis compañeros, los que vivían allí, para que estuviesen pendientes de avisarme si acaso le veían aparecer, pero tampoco obtuve resultados.

Parecía como si se lo hubiese tragado la tierra.

O como si tras haber traspasado su carga emocional sobre mí, hubiese descansado de su tormento.

O como si le hubiesen anulado.

O como si hubiese muerto.

El caso es que no volví a saber de él.

Por mucho empeño que puse.

Nadie supo de él.

Muchos cabos que quise haber atado quedaron sueltos, muchas preguntas sin respuesta. Y verme privado de su simpática y reconfortante compañía.

Por si acaso algún día regresaba, dejé sobre la tumba del maldito bastardo un…

Ver la entrada original 53 palabras más

Memorias de un Enterrador. Libro Segundo. 6.

Posted in arte, arte ceramica escultura pintura, cultura, FranciscoBelmonte, grito, literatura, MemoriasdeunEnterrador, muerte, Novela, yerro y sudor with tags , , , , , , , , , , on 27 septiembre 2012 by Aura G.

Invitados quedan. Bienvenidos a las historias…

Francisco Belmonte. Escritos, novelas, poemario, desvaríos...

El fin de la guerra, al parecer, según me contó el padre Lorenzo al término de aquella tan interesante conversación, mientras tomábamos una cena fría él, a base de ensalada verde y sándwich de pavo, y caliente yo, con hamburguesa completa gigante y patatas,  a última hora, en el restaurante americano del centro comercial cercano, le pilló al demonio en Madrid, con su gente, con los hijos de puta –según los calificó el padre- con los que había perpetrado tantas maldades, defendiendo una estratégica posición, bien parapetados y mejor pertrechados.

Iban a vender cara su piel. Aquellos soldados estaban convencidos de sus ideales, aparte de lo que hicieran en sus ratos libres, como ellos pregonaban. Y vaya si lo hacían. Según algunas crónicas, y otros tantos testimonios, fueron de los más duros, de los que más bajas ocasionaron en las filas enemigas, a última hora, cuando ya no les quedaba…

Ver la entrada original 704 palabras más

Memorias de un Enterrador. Libro Segundo. 3.

Posted in arte, arte ceramica escultura pintura, cultura, declaración de intenciones, FranciscoBelmonte, grito, literatura, MemoriasdeunEnterrador, muerte, Novela, yerro y sudor with tags , , , , , , , , , on 25 septiembre 2012 by Aura G.

Francisco Belmonte. Escritos, novelas, poemario, desvaríos...

…Y aquel día, casi año y medio después, condecorado a su pesar, principalmente por ser uno de los escasos letrados, con alguna letra, que no abogado, y al mando de una charpa de desarraigados y desposeídos veteranos, autodenominados anarquistas, a los que continuamente se sumaban, unían y alistaban voluntarios suicidas, perdidos y buscados que habían oído las aventuras, desventuras y heroicidades, alimentadas todas por la leyenda, de aquel valiente y sin igual comando, tuvo la peor suerte que podía haber tenido, y la mayor desgracia que podía haber deseado.

Con la naturalidad de quien se siente maestro y la tranquilidad de quien experimentado en lo que hace, que ya no lo hace con toda la cuita y dedicación que se merece el hecho, mientras se deleitaba como jamás antes hasta aquel sin sentido bélico, con el mayor disimulo y engaño, llamando a la chabacanería, riendo a la camaradería, codeándose con…

Ver la entrada original 172 palabras más