arquitex. 5.2. segundo retiro…

 

Son tus ojos dos candelas,

los faroles que iluminan poderosos

el Sendero,

que recorro por impuesto y sin pesares

en contiendas por tamañas,

desiguales.

Y desnudo,

mas gallardo y altanero,

me enfrento  con mi espada con Dragones,

que destripan con rugidos,

con hedores,

al más pintado Caballero.

Y si el Hado me concede sólo lesiones

que me permitan clamar al Cielo,

hinco victorioso mi estandarte, que es tu pañuelo,

y clamo al Cielo:

Mi Señora, mi Tesoro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: